Be welcomed. Be healed. Belong.

Browsing Updates @ MQOA

A MESSAGE FROM FR. MURRAY / UN MENSAJE DEL P. MURRAY

Apr 10, 2020

Happy Easter!!  ¡Felice dia de la pascua! Although my heart does not feel the usual joy that comes from the celebration of this time, I know that we must remember that Jesus died for us, to show us that nothing can separate us from the love of the Father, even this awful pandemic we are in the midst of now. This time feels more like Good Friday sadness —separation and anxiety —than Easter joy and celebration. But we know that despite all this and whatever may happen, God’s plan is to love us eternally.

At the beginning of our week, our team met (via Zoom) to figure out how to offer to our three candidates a very truncated form of the Sacred Triduum (Holy Thursday with the washing of the feet and the reception of the holy oils blessed by the Cardinal, the passion of Jesus on Good Friday, and the glory of Holy Saturday) and to receive our candidates for reception into the faith.However, by the end of the week, we had changed our minds, owing to the predictions that the crisis will be at its peak during the period of Holy Week and Easter. We’re so disappointed to announce we will not gather to stream or record our celebrations —we are not willing to open our candidates, staff, or volunteers to the risk of exposure in our church building.

We encourage you to “go to” the Cardinal’s Masses online (www.catholictv.org) or on TV. It will be a different and distant feeling for sure, but I think that now is a time for us to gather and pray with our Archbishop as a sign of unity and community.We must not forget that God is with us. And knowing that millions of Catholics in this archdiocese are tuning in together, then perhaps all our prayers united at the same time will hold up those who are feeling alienated to feel connected, to help those who are sick to be comforted,and those who are anxious to feel peace.

For each of us, the Good News of the resurrection is the same, but now more than ever we can see that God’s grace works in us and through us universally and uniquely to help us wherever we are. For the candidates, it is the joy of entering the church as full active and conscious members. For those returning, it is the welcome of being received. And for all of us, wherever we are in our faith, Easter is a moment that we remember that God loves us in such a deep and passionate way, that all we can do is bow our heads and say thank you.

I want to say thank you again to all those who have continued to financially support the parish through your checks, envelopes, and online giving. May God bless you. For those considering how to give, you can mail in checks or drop envelopes into the secure mailbox at our offices. Online giving is the most convenient and is available at our website: www.MQOA.org.

Have a safe, blessed, and holy Easter. Thanks also to our staff, leadership team, and finance council. More about them in future bulletins.

Peace, Father Murray

Building News:This past week, we received a gift of a new commercial stove for the kitchen at St. James. We are blessed by the generosity of people even in these times. This new stove, however, requires us to update the safety systems of the hood in the kitchen. Fortunately, one exists in the Immaculate School. We will hopefully be transferring most of the parts from there to the St. James Kitchen.


Happy Easter! ¡Feliz día de Pascua de Resurrección! Aunque mi corazón no siente la alegría habitual que proviene de la celebración de este tiempo, sé que debemos seguir recordando que Jesús murió por nosotros para mostrarnos que nada puede separarnos del amor del Padre, incluso esta horrible pandemia en la que estamos inmersos ahora. Para nosotros, esta vez es más como la tristeza, la separación y la ansiedad del Viernes Santo que la alegría y la celebración de Pascua, pero sabemos que a pesar de todo esto y lo que sea que ocurra, en las páginas finales del Libro de Apocalipsis, el plan de Dios de amarnos en todas las cosas son el único plan para confiar completamente.

La semana pasada nos reunimos (a través de Zoom) para decidir todos los detalles y ofrecer a nuestros tres candidatos una forma muy abreviada del triduo sagrado, es decir, el Jueves Santo con el lavado de los pies y la recepción de los santos aceites bendecidos por el Cardenal, la pasión de Jesús el Viernes Santo, y la Gloria del Sábado Santo y la recepción de catecúmenos y, en nuestro caso, candidatos a la recepción en la fe. (Catecúmenos son aquellos que no están bautizados en ninguna denominación y los candidatos son adultos bautizados en otra comunidad cristiana que usa la fórmula de bautismo que hacemos, es decir, los bautizo en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo). Como recordarán, tenemos tres este año y estamos tratando de determinar cómo entrarán en la iglesia. Sin embargo, esta semana, decidimos, debido al hecho de que la crisis estará en su apogeo durante el período de Semana Santa y Pascua, que renunciaremos incluso a tratar de filmar o grabar una versión de nuestras celebraciones en video.

Lo alentamos a que se conecte con la Misa del Cardenal. Seguro que será un sentimiento diferente y distante, pero creo que ahora es el momento de reunirnos y rezar con nuestro Arzobispo como un signo de unidad y comunidad. No debemos olvidar sino más bien recordar que Dios está con nosotros. Si sabemos que millones de católicos de esta arquidiócesis están sintonizados al mismo tiempo, entonces quizás todas nuestras oraciones unidas ayudarán a aquellos que se sienten alienados, a conectarse; a quienes están enfermos, a ser consolados; y a quienes están ansiosos, a sentir la paz.

Para cada uno de nosotros, la resurrección es la misma, pero ahora más que nunca podemos ver que la gracia de Dios obra en nosotros y a través de nosotros de manera universal y única para ayudarnos donde sea que estemos. Para los candidatos, es la alegría de ingresar a la iglesia como miembros activos y conscientes; para los que regresan, es la alegría de ser bienvenidos y recibidos. Y para todos nosotros, donde quiera que estemos en nuestra fe, es un momento en que recordamos que Dios nos ama de una manera tan profunda y apasionada, que todo lo que podemos hacer es inclinar la cabeza y decir gracias.

Quiero agradecer nuevamente a todos aquellos que han continuado apoyando financieramente a la parroquia a través de sus cheques, sobres y donaciones en línea. Que Dios los bendiga. Para aquellos que estén considerando cómo dar, pueden enviar cheques por correo o dejar sobres en el buzón seguro de nuestras oficinas. Las donaciones en línea son las más convenientes y están disponibles en nuestro sitio web. Que tengan una Pascua segura, bendecida y santa. Gracias también a nuestro personal, equipo de liderazgo y consejeros financieros. Más sobre ellos en futuros boletines.

Paz, Padre Murray

Noticias de construcción. La semana pasada recibimos un regalo de una nueva estufa comercial para la cocina en San James. Somos bendecidos por la generosidad de las personas, incluso en estos tiempos. Sin embargo, esta nueva estufa requiere que actualicemos los sistemas de seguridad de la conexión en la cocina. Somos afortunados de que exista uno adicional en la Escuela Inmaculada y, por lo tanto, con suerte transferiremos la mayoría de las partes desde allí a la cocina de San James.

Comments

There are no comments yet - be the first one to comment:

 

Subscribe

RSS Feed

Archive