Browsing This week @ MQOA

A MESSAGE FROM OUR PASTOR/UN MENSAJE DEL NUESTRA PASTOR

Merry Christmastide and Happy New Year! This year begins with my second favorite celebration of the Christmas season.

The Feast of the Epiphany celebrates the news that the Messiah, a new King, is born. Little did the Magi know that this one child would change the course of history, and the course of their lives as well.  At the end of this Gospel, God appears again in a hidden way, through a dream, to advise them to go home “by another way (Mt. 2:12).” Encountering Jesus leads them to change their plans in a significant way.

Each Sunday, all of us can encounter Jesus like the Magi did, through the Scriptures and the Eucharist. And, after that encounter each week, we too are encouraged to go home by a different way. That can look like stopping by at a nursing home, stopping to help someone in need, calling and offering to pray for a friend. It can look like committing to volunteer at Lifebridge or with  the Society of St. Vincent de Paul. All of these are ways to go home “by a different way,” to bring the grace of God, sharing that grace the Magi experienced by being in His presence.

We have had quite a (liturgical) year so far, and I want to say thank you to all our volunteers. From the altar servers to the bazaar workers and tour guides, to those responsible for the church environments, to all our liturgical ministers, new and veterans; thanks for all that you do. Our parish is a wonderful place because of all the time and talents you bring in faith to the parish. We have people who work anonymously at the church who clean, prepare, greet, serve, teach, heal, lead, and a host of other activities that make the parish a true living organism, with a future that is developing and growing. We are blessed in many ways as a parish.

Henri Nouwen, the great spiritual author, wrote a wonderful little book entitled  The Wounded Healer. The whole book is full of insights, but I think that the title itself says so much. I hope that we will always realize that while we may have been wounded by the sins and actions of others, and sometimes of our own, we are called to continue to grow in the love of God by his grace, and our efforts to cooperate with that grace. We will never be perfect, but as this new year begins, I hope that each of us will commit to growing in faith, in understanding of our Church’s teachings, and in our capacities and abilities to share them with others  — to evangelize, and to heal.

One of the ways that we measure growth in our parish is in the celebration of the sacraments. Our parish is now celebrating more baptisms than funerals. It might seem like an odd way to look at the parish, but I believe it is an important sign of vitality.

There is a lot to look forward to in the coming years.

Have a blessed new year.

Peace, Father Murray


¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo! Este año comienza con lo que creo que es la segunda mejor celebración de la temporada navideña.

La Fiesta de la Epifanía es la reacción de la humanidad fuera de Israel ante la noticia de que el Mesías, un nuevo rey, ha nacido. Poco sabían con respecto a que este era un niño que cambiaría el curso de la historia y el curso de sus vidas también. Al final de este Evangelio, Dios aparece de nuevo de manera oculta a través de un sueño, para aconsejarles que "se vayan a casa por otro camino" (Mt 2:12). Esto es el resultado de haber entrado en contacto con Jesús, él está ya influyendo y dirigiendo las vidas de quienes lo escuchan.

Hasta el día de hoy, todos los domingos vivimos este Evangelio a través de las Escrituras y la Eucaristía. Lo que también esperamos es que, al despedirnos de Jesús en medio de la comunidad, la palabra y los sacramentos, también nos vayamos a casa de una manera diferente. Con suerte, a veces pasamos por un hogar de ancianos, o llevamos la comunión a alguien en casa, visitamos un hospital o a los encarcelados. También podríamos pasar por Lifebridge para ayudar a servir una comida. Todas estas son formas de regresar a casa de una manera diferente, pero ahora para traer la Gracia de Dios, la Gracia que los Magos o los Reyes experimentaron al estar en su presencia.

Hemos tenido un año bastante litúrgico has ta ahora y quiero agradecerles a todos nuestros voluntarios. Desde los monaguillos hasta los trabajadores del Bazar, las guías de historia, los responsables de los ambientes de la iglesia, todos los ministros litúrgicos, nuevos y veteranos: GRACIAS POR TODO LO QUE HACEN. Nuestra parroquia es un lugar maravilloso por todo lo que ustedes son y traen con fe a la parroquia. Tenemos personas que trabajan anónimamente en la iglesia, limpiando, mejorando, preparando, saludando, sirviendo, enseñando, sanando, dirigiendo y una serie de otras actividades que hacen de la parroquia un verdadero organismo vivo con un futuro que se está desarrollando y creciendo. Somos bendecidos de muchas maneras como parroquia.

Henri Nouwen, el gran autor espiritual, escribió un pequeño libro maravilloso titulado El Sanador de Heridas (The Wounded Healer). Todo el libro está lleno de ideas, pero creo que el título en sí dice mucho. Espero que siempre nos demos cuenta de que somos personas que pueden haber sido heridas, por los pecados y las acciones de otros, y a veces por las nuestras, pero estamos llamados a ser personas que continúan creciendo en el amor de Dios por su Gracia y nuestros esfuerzos por cooperar con esa Gracia. Nunca seremos perfectos, pero a medida que comience este nuevo año, espero que todos consideren que estamos creciendo, con fe, en la comprensión de nuestras enseñanzas y nuestra capacidad y habilidad para compartirlas con otros y evangelizar y sanar.

Una de las formas en que medimos nuestra parroquia es en la celebración de los sacramentos fuera de la Misa. Un buen detalle a tener en cuenta es que nuestra parroquia ahora celebra más bautismos que funerales. Puede ser una forma extraña de ver la parroquia, pero es un detalle importante. Esperemos que podamos continuar con esta tendencia de "juventud" en nuestra parroquia. Hay mucho que esperar en los próximos años.

Necesitamos servidores de Altar de todas las edades. Si estuviera dispuesto a servir, necesitamos servidores especialmente en la misa de las 4:00 PM.

Que tengan un Año Nuevo lleno de bendiciones.

Paz, Padre Murray

 

 

Comments

There are no comments yet - be the first one to comment: